¿Sabías que lo que sueles encontrar en las tiendas como "agua de rosas" no lo es? Lo habitual es que sea agua y perfumes añadidos, nada que ver con lo que es un hidrolato de rosas y que, lejos de ser beneficioso, puede perjudicarte si tienes sensibilidad a los perfumes; seguir leyendo