La niacinamida es un derivado de la vitamina B3 (es una mezcla de vitamina B3 y ácido nicotínico.) que impide que la melanina alcance la superficie de la piel y protege la piel contra el daño adicional de los rayos UV. Demasiada melanina (que es la responsable tanto de su color como de la absorción de los rayos UV por la piel) puede provocar manchas de la edad, pecas e hiperpigmentación. Según un estudio realizado por Procter and Gamble, los datos revelaron que un 5% de Niacinamida aplicada en la cara durante 12 semanas dio como resultado una reducción de líneas finas y arrugas, manchas hiperpigmentadas, manchas rojas y cetritis en la piel (color amarilleamiento). Además, se mejoró la elasticidad (medida a través de la cutometría). seguir leyendo